Mensajes


MENSAJE DE INSTALACIÓN DE LA VENERABLE GRAN MATRONA

Ser VGM es un verdadero privilegio. Muchos años de preparación y esfuerzo, de compartir y aprender, me permitirán ejercer el cargo con humildad, buscando el consenso, respetándonos como hermanos, entendiendo que las decisiones adoptadas, serán el reflejo de sus deseos. Sin su apoyo es imposible lograr un objetivo, su participación es la que hace realidad cualquier sueño, cualquier proyecto. Juntas tratemos de dejar una huella profunda que señale por muchos años, el camino de quienes vienen detrás. Si en alguna ocasión pierdo el norte, les pido que iluminen mi camino con la luz de nuestra Estrella.

Para corresponder a su confianza, respetaremos los Principios fundamentales de la Orden, haremos énfasis en nuestra superación espiritual, practicaremos la unión fraternal entre todos los integrantes del GCB, honraremos a nuestras Past VVGGMM y Past VVGGPP que nos precedieron y nos dejaron como herencia valiosa, el gran amor a la Orden y practicaremos la solidaridad con los menos afortunados.

Sin perjudicar los proyectos filantrópicos del GCB o los Capítulos Subordinados, mi gestión tendrá como tema, el trabajo solidario en beneficio del adulto mayor que es maltratado y abandonado. Les pido queridas hermanas que los busquen en la calle, en la vecindad, en los hospitales, en casas de acogida clandestinos, en los barrios marginales, se darán cuenta de cuanta gente necesita nuestra ayuda.

Esta será una cruzada personal, conviértanse en puentes solidarios, que sea el inicio de un trabajo sostenible, que vaya más allá del plato de comida o ropa que no utilizamos.

Vamos a darles un abrazo que quizá jamás han recibido, salgamos a la calle como dice el Papa Francisco, amando al prójimo, tratando en lo posible de transformar en hechos lo que nuestro corazón ansia encontrar. Comencemos por pequeñas cosas, ayudando a cruzar la calle, cediendo el asiento, saludando. La forma de llegar a la gente con pequeños actos, demostrara si somos sensibles al dolor ajeno.

Mi lema es: “Por cada acto generoso que realizas, nace una estrella en tu cielo interior”

Agradezco de todo corazón a la Gran Oficialidad que me acompañara esta gestión. Al querido VGP que será mi consejero, le pido que ponga toda su sapiencia al servicio del GCB. A TODAS mis hermanitas, TODAS sin excepción, prometo no defraudarlas.

Grandes Oficiales cumplan con la Orden con sencillez, no hay mayor privilegio que servir con amor y humildad, este es un tiempo efímero y tenemos que ser la mejor versión de nosotros mismos para poder marcar la diferencia. Como dijo Robert Morris: “No permitas que el titulo o la posición te haga engrandecer o sentirte importante, eres tú con tus actitudes que harás grande a la Orden”.

A un célebre escritor se le pidió que opine sobre: “Que debe cambiar en el mundo”. “Yo”, contestó. Y es que el cambio tiene que comenzar por nosotros, todo lo que está a nuestro alrededor es vida que nos mantiene unidos, el aire, la luz, el viento, la naturaleza. La unión de muchos genera una gran fuerza, tenemos el poder para cambiar el mundo con amor, si todos trabajamos unidos, con la ayuda de Dios, cruzaremos el umbral de la eternidad.

Hagamos un balance espiritual para ver si somos mejores personas desde que ingresamos a la Orden y practiquemos la virtud de las virtudes, “la capacidad de alegrarse por el éxito de una hermana”. “De alegrarse por la gente que lucha por un sueño y trabaja para conseguirlo”.

Cada punta de la estrella está dedicada a todos los seres queridos que han marcado mi vida, mis padres nacidos bajo los cielos del Chaco, que me enseñaran a levantarme a pesar de los tropiezos, a mis hermanos que los llevo en el corazón, a mis queridas hijas, nietos y bisnieto, la razón de mi existencia, a mis amigas del alma en la vida profana, a mis queridas hermanas de la Orden. He perdido muchas cosas en la vida, pero he ganado una gran familia.

Mi primer pensamiento de la mañana, es para agradecer a Dios por tanto bien que me concede, muchas veces con lágrimas en los ojos pensaba, “cuando” fue el inicio de esa idea fantástica, ese momento crucial en que me atreví a soñar que algún día llegaría a ocupar este sitial, ahora que estoy aquí siento un gran temor pero también una gran paz. Ruego a Dios que ilumine mi camino.

Gracias,

RAQUEL CHAVEZ AGUILERA

VENERABLE GRAN MATRONA 

GRAN CAPÍTULO DE BOLIVIA

GESTIÓN 2016 -2017


MENSAJE DE INSTALACIÓN DEL 
VENERABLE GRAN PATRONO

La satisfacción de ocupar este cargo tan importante en la vida institucional del GCB, significa para mí un verdadero honor, un reto y un privilegio no esperado, que me compromete a trabajar con dedicación y esmero, en beneficio del GCB y de todos los Capítulos subordinados. Para lograr este objetivo, partiremos del principio fundamental de la Orden, que dice: “Los propósitos del GCB son caritativos, educacionales, fraternales y científicos”, lo que nos obliga a cumplir y hacer cumplir las Reglas y Reglamentos del GCB, expresadas en su constitución y en base a ello, impulsar un crecimiento uniforme y sostenido de la Orden

Gracias al trabajo de recuperación y reordenamiento, realizado por nuestras ExG Autoridades en las dos últimas gestiones 2014 – 2015 y 2015 – 2016, hacen que tengamos un Gran Capítulo remozado, activo y con nuevas perspectivas, pero todo ello no será posible si previamente no se práctica el respeto mutuo y la fraternidad más pura entre todos los hermanos, cumpliendo con el juramento prestado al momento de nuestra iniciación.

Cuando el Maestro Constructor de la OEO Dr. Robert Morris, se ingenió para crear una Institución Paramasónica Iniciática, no podía haberle dado mejor nombre que “Estrella de Oriente”, como una alusión directa a la Estrella de Oriente que guió a los 3 Reyes Magos, en su búsqueda del lugar donde había nacido el “Rey de los Judíos” llamado Jesús, para adorarle y ofrecerle sus dones de: Oro, Incienso y Mirra.

Al igual que aquella Estrella de Oriente, nuestra Orden ilumina el sendero y guía nuestros pasos en busca de la verdad y nuestro propósito de perfeccionamiento moral y espiritual, que nos permita ser mejores esposos, padres, hijos y en general mejores ciudadanos, para luego irradiemos con nuestro ejemplo, esa luz bienhechora del sentimiento de amor por el prójimo, primero en nuestras familias, para luego reflejar en el medio social en el que cada uno nos desenvolvemos, contribuyendo a construir una sociedad más justa, más equitativa y humana, y un lugar mejor donde convivir.

En una sociedad tan mediática y materialista como la presente, donde los valores morales y espirituales están totalmente invertidos o no existen, realmente hace falta inculcar estos valores y virtudes como la fe, tolerancia, lealtad, constancia, caridad, justicia, etc., la OEO cumple con esta labor a través

de sabias enseñanzas, de la misma forma en que Jesús, Dios hecho hombre como símbolo de paz y amor, enseñó sus preceptos morales de comportamiento y convivencia social, enfatizando en sus prédicas: “Soy el camino, la luz y la verdad” y transmitiéndonos enseñanzas tan profundas como: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, que son la base de nuestra formación y crecimiento espiritual.

Hermanos, el estudio y la investigación de nuestro Ritual, Reglas y Reglamentos, la interpretación de los símbolos, alegorías y leyendas del VLS, nos facilitara el camino para una verdadera formación y mejoramiento espiritual.

LADISLAO ERACLIO CHÁVEZ MOLINA

VENERABLE GRAN PATRONO 

GRAN CAPÍTULO DE BOLIVIA

GESTIÓN 2016 - 2017











Comments